Hace apenas tres años, Belu Moroni, creadora de Warmi Store, apostó por un emprendimiento en el que pudiera plasmar su pasión por el diseño, y la acción social. Actualmente, Warmi Store tiene 60 mil seguidores en Instagram, y cada vez mas mujeres eligen sus creaciones rústicas y originales.

Inspirada por la labor de las mujeres de las comunidades aborígenes, Belén trabaja codo a codo con los QOM y Wayuu. De hecho, Warmi es una palabra en quechua que significa “mujeres”. Esto se ve reflejado en los productos de Warmi Store que se caracterizan por ser únicos con un toque étnico.

– ¿Cómo empezó este emprendimiento?
Warmi Store empezó hace tres años, cuando descubrí que lo que venía haciendo no me hacía feliz. Tenía una cosa en claro: hacer algo relacionado con la moda que sea distinto y que aporte algo a la sociedad. Gracias a Instagram, descubrí que en Colombia había una marca de bolsos tejidos por mujeres de una comunidad aborigen y dije “Quiero hacer eso”: mostrar el trabajo que muchas personas hacen con sus propias manos y que quizás no tienen la posibilidad de difundirlo.
-¿Cuál es la esencia de la marca?
La esencia de la marca es hacer productos étnicos, únicos, intervenidos por artistas. Son pequeños detalles que hacen que uno, a la hora de vestirse, tenga algo diferente y original. Y todo esto es posible gracias a mi equipo. Son personas increíbles que me acompañan en todos mis delirios. Soy de escribir a cualquier hora, nuevas ideas que se me ocurren. ¡Sin ellos, Warmi no sería lo que es!

– ¿Cómo influyeron las redes sociales en tu carrera profesional?
Las redes sociales son una parte muy importante de Warmi ya que son el primer medio por el cual llegamos a nuestras warmigirls [las que usan la marca]. Es un trabajo que lleva mucho tiempo, pero que disfruto mucho de hacer. Y siento que hoy en día es el mejor medio de comunicación para promocionar una marca o cualquier otro emprendimiento. Soy fan de Instagram.
– ¿Cómo estableciste el vínculo con la comunidad aborigen?
Retomé un artículo de la revista Ohlalá que hablaba sobre una cooperativa que trabajaba con la comunidad QOM y me comuniqué con ellos. Fue mágico. De ahí, me contactaron con una comunidad QOM que está en Derqui. Con ellos desarrollamos un modelo de sobre con el material que ellos trabajan.
– ¿Qué aprendiste con Warmi Store?
Esta experiencia es que me demostró que podés vivir de lo que amás. Yo empecé esto a mis 40 años y me la jugué. Y me encantaría poder transmitir ese mensaje a todos.
Warmi Store Local Obispo Terrero 3062, San Isidro (Buenos Aires, Argentina).

 

Related Post