¿Alguna vez imaginaste tomar una cerveza en un subte? ¿O viajar a Nueva York por una noche? Uptown te da la oportunidad de hacer ambas cosas. En pleno Palermo Hollywood (Arévalo 2030), está ubicado este bar que no es tan fácil de encontrar. Al igual que un subte, está debajo de la tierra.

Desde que entrás, la subtexperiencia comienza. Primero, tenés que bajar una escalera que, para agregar aún más magia, no te lleva directamente al salón principal, sino a un pasillo idéntico a los de los subtes neoyorquinos. Desde el detalle de los azulejos, hasta los graffitis hacen del lugar una escenografía digna de una película.

¿Ya viste la típica foto de alguien sentado en un sillón naranja en algo muy parecido a un transporte púbico con un coctel en mano? ¡Aquí la respuesta! Ahora vos también vas a ser parte del elenco del Sillón Naranja. Hecho a la perfección, el vagón es solo la antesala del espacio donde están las mesas.

Además de bar, en Uptown podés comer platos que están basados en los distintos barrios de Nueva York: en Midtown, la bacon cheeseburger; en Little Italy, obviamente, pasta; en Chinatown , el clásico Chop Suey con un twist; y en Williamsburg, haciendo tributo a la cultura judía, el Jewish Lamb.

¿El genio detrás de estas delicias? Dante Liporace, actual chef de la Casa Rosada.

Pero para que un bar esté completo es esencial una buena barra de tragos. Y Uptown cumple este requisito. Con un montaje que te hace abrir los ojos aún más, la barra, dirigida por Luis Miranda, es definitivamente la protagonista en toda esta obra de lujo.

¿Un consejo? Reservar con anticipación.

Related Post