El alquiler de vestidos de fiesta y todos los accesorios para lucir impecable en una noche de gala, es una costumbre muy común en Estados Unidos pero no tanto en Argentina. Dos emprendedoras, vieron en esta necesidad un nicho para crear Teté & Olivia, una boutique de alquiler de vestidos que ofrece todo lo que necesitás para armar un look de fiesta.

Jime y Cintia, socias y amigas, se dedicaban a rubros distintos: una viajaba mucho por el trabajo del marido, y la otra, organizaba eventos de gala y siempre tuvo cerca la problemática que implica armar outfits elegantes. Juntas, armaron Teté & Olivia para poner al servicio de otras mujeres su creatividad y buen gusto, y se caracterizan por brindar soluciones: no solo alquilan los vestidos, sino también zapatos, accesorios, carteras y todo lo que puedas necesitar para el look ideal.

Jime es la que se ocupa de coordinar las entrevistas con las clientas, que en su mayoría, piden que sean privadas porque no les gusta “admitir” que alquilan vestidos.

Cintia, por su lado, desde Miami, es quien viaja a distintos países comprando vestidos, eligiendo lo mejor de cada temporada, y se asegura de tener modelos para todos los gustos y estilos. Además, si te enamorás de un vestido, pero no te va el talle, las chicas pueden conseguírtelo a tu medida, o te lo mandan a ajustar con su modista personal. Muchas de ellas son famosas que se visten de gala varias veces por semana (vamos, chicas! Quien tiene un vestido de gala para cada día se la semana?) pero no cuentan el verdadero secreto de su vestidor. 

La clientela mas frecuente, son mujeres embarazadas, que con una pancita temporal, el alquiler termina siendo la mejor opción.
Además, las chicas te proveen contactos de maquilladores y peinadores profesionales que te ponen divina desde tu casa. Literalmente una solución integral. Para alquilar un vestido, los precios van desde los 400 hasta los 1300 pesos dependiendo de la prenda, lo único que necesitas es dejar una tarjeta en garantía y firmar un contrato de devolución.

También organizan ferias cada tanto, con workshops especializados, tips de maquilladores, tardes de té y champagne para brindar entre amigas y generar encuentros con sus clientas. Estate atenta a sus redes y no te pierdas el próximo.