Por Patricia Naya
Un buen día se comienza desayunando como un rey y termina cenando como un mendigo. El problema es que, para comer como la realeza, se necesita creatividad. Es todo un reto despertarse todas las mañanas y preparar algo rico, sano y divertido. Por eso te mostramos cinco ideas de desayunos fáciles y nutritivos.

Tostadas con frutos rojos

Esta opción es perfecta para las personas que no quieren perder parte de su tiempo en un desayuno muy elaborado, sólo necesitas una chispa de creatividad (o una cuenta en pinterest que te inspire a la hora de cocinar).
Para los amantes de los desayunos dulces las tostadas con frutos rojos son muy fáciles de preparar. Sólo tienes que tener a mano queso crema y los frutos de tu elección. Si querés darle un toque más gourmet, podes agregar por encima nueces, menta o almendras molidas. Este plato, además de estar lleno de vitaminas, es ideal para los que buscan combatir los radicales libres que producen el envejecimiento. Esto se debe a que los frutos rojos tienen muchísimas propiedades antioxidantes.

Opción salada: palta, parmesano y tomate:

Si sos de los que prefiere una opción salada, una receta muy rica y fácil de hacer son las tostadas con palta, parmesano y tomate. Podés dejar el tomate cortado la noche anterior para ahorrar tiempo. La palta es mejor si la cortas en el momento, de esta manera no se pondrá fea y estará más fresca. Para finalizar podés agregar un poco de queso crema y añadirle parmesano. Estas tostadas son ideales para comenzar tus mañanas, la palta contiene mucho potasio que te llenara de energía y el tomate ayuda a la salud del intestino por su alto contenido en fibra.

Los batidos también son desayunos
Esta opción está especialmente dedicada a aquellas personas que siempre van con prisa. Un buen batido con los ingredientes correctos puede ser igual de eficaz que un desayuno más elaborado. Para esta receta solo debes tener a mano una banana, moras y leche de almendras. Podes congelar las moras e ir usándolas cada mañana. La mezcla de estos tres alimentos te brindara la energía suficiente para arrancar el día, reducirá tus niveles de colesterol y mantendrá la salud de tu intestino estable por su contenido en fibra.

Banana+ mantequilla de maní = felicidad máxima

Esta propuesta no sólo es deliciosa sino que es perfecta para arrancar el día con la mejor actitud. El potasio de la banana te brindara mucha energía, mientras que la fibra de la mantequilla de maní te proporcionara una sensación de saciedad para que aguantes hasta tu próxima comida. Lo único que debes hacer, es tener una banana a mano, cortarla por la mitad y untarle un poco de mantequilla. Si le querés dar un toque extra, podes añadirle frutos secos para darle una sensación más crocante.

Huevos Revueltos

Una forma muy fácil y rápida de preparar huevos revueltos es utilizando el microondas. Con esta herramienta podes hacer un desayuno delicioso en menos de 10 minutos. El primer paso, es decidir qué vegetales llevará tu plato. Hay que tener en cuenta que hay que prepararlos antes de mezclarlos con los huevos. Lo siguiente es preparar los huevos, podés utilizar sólo las claras o comerlos enteros. Tené en cuenta que para su preparación, debes batirlos y ponerlo de 30 en 30 segundos, de esta manera podrás calcular mejor qué consistencia te gusta. Para que queden más jugosos, un chorrito de leche o crema hará la diferencia. El paso final es mezclar los huevos con los vegetales previamente cocinados, revolver y agregar 10 segundos más al micro.

Esta receta no tiene un tiempo exacto. La cocción de los vegetales dependerá mucho de tu gusto, si te gusta más secos, añade más tiempo. Este plato es ideal para las personas que buscan un desayuno contundente, ya que podes agregar un par de tostadas y sentirte lleno hasta la hora del almuerzo. El huevo no sólo te proporcionara una sensación de saciedad, sino que también te brindara la energía suficiente para empezar el día.