En la vorágine de los tiempos que corren, cada vez se le da más valor a la moda que propone volver a lo artesanal, más conocida como « slow fashion ». Son cada vez más los que eligen un consumo responsable, no solo en la alimentación sino también en su forma de vestir. Fue en este contexto que Candelaria Harfuch creó Ceaché, una marca que respeta al medio ambiente, con prendas exclusivamente de lino.

Nombrado por Adolfo Dominguez como el cashemire del trópico, el lino es un tejido que no conoce el paso del tiempo. Cuando la temperatura sube y en lugar de vestirnos buscamos tener la menor cantidad de prendas posibles, este tejido siempre se hace un lugar entre los indispensables.

Ceaché nace como una alternativa ecológica y sustentable, que propone una colección exclusivamente de lino en colores clásicos y atemporales. Su creadora asegura que está entre sus prioridades que la marca tenga un proceso lo mas « eco-friendly » posible, desde la producción, casi enteramente artesanal, hasta el packaging, hecho con carton reciclado.

« Producir lino requiere mucha menos agua que la que se utiliza para producir algodón, es una de las fibras vegetales más fuertes que existen, y ademas de no contener fertilizantes químicos, es biodegradable. »

Los protagonistas de la colección son los monos, los pantalones y las camisas largas. No solo son modelos clásicos que no pasan de moda sino que también se adaptan a todas las edades, manteniendo el toque de elegancia hasta en los atuendos de playa.

La producción, íntegramente artesanal, y, por consiguiente, más lenta, da como resultado una cantidad limitada de prendas, dandole a cada una el cuidado y la atención que necesita para hacerla única, duradera y de alta calidad.

Podes encontrar las creaciones en el showroom contactando a la marca por privado a través de su instagram.