Ubicado en el distrito financiero, el Brickel City Centre (BCC) es la nueva apuesta comercial de Miami. Se inauguró el pasado dos de noviembre y ya se convirtió en un ícono. Es uno de los proyectos llevados a cabo por Swire Properties, una de las principales desarrolladoras de bienes raíces del sur Florida, junto a Simon Property Group, y Whitman Familiy Development. El capital invertido en este sitio es de alrededor de un billón de dólares.

Este gigantesco shopping (ocupa 485,522 metros cuadrados) cuenta con un total de tres plantas llenas de restaurantes de todo tipo y locales de las marcas más importantes del mundo de la moda, y dos plantas subterráneas dedicadas a estacionamientos. También incluye un hotel y dos edificios con residencias y oficinas. Entre las empresas presentes están marcas de lujo como Armani Collezioni, Chopard, Hugo Boss, Bruno Magli y Coach, junto a otras más populares como Victoria’s Secret, Tommy Bahamas o Bath & Body Works. Dos marcas españolas, Adolfo Domínguez y Mirto, y una colombiana, Onda del Mar, están también en la lista. Pronto, Zara se va a sumar a esta propuesta.

El BCC se destaca por su estilo original intercalado con imponentes esculturas. La madera es uno de los protagonistas de esta estructura masiva que se caracteriza por ser abierta lo que permite apreciar la vista de la ciudad. Una obra de arte en sí misma.

Otro dato curioso es que dentro de este complejo, está el restaurante Quinto La Huella. Si te suena al exclusivo parador en José Ignacio (Uruguay) no es casualidad. La versión americana del restaurante del emblemático Martín Pittaluga ofrece una cocina elaborada con una parrilla de madera ubicada en el centro de la cocina y que incluye un horno de barro, barra de sushi, y mesas al aire libre.

 

Por Miranda Scian